Archivo de la etiqueta: viajar

Diseñar rutas y encontrar alojamientos: Ruralgia y Google Maps

Cuando diseñas viajes en bicicleta, uno de los problemas a los que te debes enfrentar es encontrar alojamiento por los recónditos sitios por donde quieres circular. En ocasiones, incluso te ves obligado a modificar el diseño de la ruta porque no hay alojamientos por las zonas que transitas. Una forma sencilla de encontrar alojamientos por la ruta que tienes pensado hacer es con la ayuda de la tecnología: GPS e internet. Te contamos cómo.
Sigue leyendo

BTT y alforjas: tres formas de combinarlas

No es lo mismo hacer cicloturismo por carretera que por montaña. Esta afirmación que parece muy obvia no lo es tanto. Primero porque existen diferencias importantes entre el asfalto y la montaña como decíamos en una entrada de hace tiempo, segundo porque las alforjas para transportar tus cosas determinarán el peso que arrastres y la estabilidad y movilidad de tu bicicleta.
Aquí van tres formas de combinar la btt y las alforjas.
Sigue leyendo

Fotos georeferenciadas y la bici

Saber dónde se tomó una fotografía. Para eso sirven las fotografías georeferenciadas. ¿Y qué más da? Preguntarán algunos. También nos preguntábamos eso nosotros. Pero cuando viajas en bici (o simplemente haces rutas) generalmente sabes en qué viaje o ruta tomaste la foto, así que sabes más o menos dónde está el lugar, pero ¿cuántas veces has vuelto a hacer una ruta y no recuerdas exactamente dónde está aquel sitio que…?
Sigue leyendo

Cicloturismo y turismociclo

Cicloturismo: turismo que se practica en bicicleta.
Turismociclo: turismo que se practica en bicicleta con todas las comodidades.

El primero de estos dos términos será incorporado en la vigésima tercera edición del diccionario de la Real Academia. Mientras, el segundo lo acabamos de inventar. Estos dos vocablos se refieren a conceptos parecidos, pero no iguales.
Sigue leyendo

Cosas que llevar en un viaje cicloturista

¿Qué cosas hay que llevar en un viaje cicloturista? Pregunta delicada si nunca has viajado en bicicleta. Hace unos días comentábamos las herramientas que solemos llevar en nuestras rutas de btt. Ahora queremos hablaros de las cosas que habitualmente llevamos en nuestros viajes, bien sean de btt, bien por carretera. Nos gustaría aclarar que nos referimos a viajes cicloturistas de una o dos semanas de duración y donde solemos pernoctar en albergues, hostales u hoteles. Nada que ver con viajes de larga duración como los de Mundubicyclette a los que ya nos hemos referido en nuestro blog.

Podemos dividir todo el equipo en cinco apartados (seis si vas a dormir en campings o en zonas de acampada).

a) Ropa ciclista
Aquí incluimos lo típico: culotte, maillot, guantes, chubasquero (importante aunque sea verano), chaleco o cortavientos y chaqueta (dependiendo de la época del año), guantes, casco, gafas polarizadas o con varios cristales (para los días nublados o de lluvia) y zapatillas. La cantidad culottes y maillots dependerá de los días y la posibilidad que tengas de poder lavar la ropa durante el viaje.

b) Ropa no ciclista
Este apartado es delicado. Te aconsejamos que vayas a mínimos, pues será poco tiempo el que vayas a utilizarla cada día. Así, te aconsejamos: ropa interior, un pantalón de aventura desmontable (te sirve como corto y largo), camisetas y algo de abrigo (sudadera). El chubasquero te servirá el mismo que el de la bici. En cuanto a coger otro par de zapatillas, nosotros somos partidarios de llevar otro por dos motivos: los pies descansan al cambiar de calzado y, lo más importante, si te pilla una lluvia intensa, al menos tendrás calzado seco. Otra prenda que solemos llevar en verano es bañador.

c) Herramientas
Como os comentábamos en otra entrada, somos partidarios de no llevar mucha cosa; qué sería de la vida sin los imprevistos. Nosotros llevamos: cámaras, bomba de aire, cajita de parches, herramienta multiusos (llaves allen, destornillador de estrella, etc.) tronchacadenas y eslabones de cadena, radios, centrador de radios y bridas. Además, también llevamos una pequeña botella de aceite. Si te pilla una buena tormenta, es posible que te haga falta tras limpiar la bici, sobre todo en viajes de btt.

d) Botiquín
Lo cierto es que al principio no prestábamos mucha atención a este tema, pero poco a poco hemos ido concienciándonos. Sin ser especialistas (consulta a tu médico o farmacéutico de confianza) nosotros solemos llevar: Betadine, gasas, toallitas con alcohol (de todo esto hay en paquetes pequeños), Calmatel, algún analgésico (Ibuprofeno) y cremas para las rozaduras, especialmente para el trasero. Os recomendamos Mitosyl para las rozaduras y Cicatral para los molestos granos en el culo.

e) Otras cosas
Este apartado es de carácter más personal, como puede ser libros, mapas, cámara fotográfica, móvil, cargadores, documentación. Un par de cosas que no deberías olvidar: un candado y bolsas de plástico de distinto tamaño. El candado porque siempre habrá algún momento que quieras o tengas que dejar la bicicleta lejos de tu vista. Las bolsas de plástico porque si te pilla una tormenta es posible que algo (equipos electrónicos) se te moje dentro de las alforjas. Te recomendamos que no escatimes con las alforjas, suelen llevar buenas protecciones y el agua no cala, pero aún así, no está demás llevar algunas bolsas para la documentación y el móvil. Te podemos asegurar que te sacarán de más de un apuro.

En definitiva, por llevar, uno puede llevar lo que quiera, pero viajar en bicicleta tiene el inconveniente de que el peso lo mueves tú con tus piernas, así que piensa bien qué es necesario y qué no lo es. Si no, seguro que te arrepientes.

Entrevista a Mundubicyclette (II parte)

En la primera parte de la entrevista a Alice y Andoni nos centramos en los motivos que les llevaron ser a cicloviajeros, en los primeros temores y cómo les fue cambiando la vida. En esta segunda parte de la entrevista nos centramos en cómo afrontaron el regreso a la rutina tras el primer viaje, por qué volvieron a la carretera o cómo financian sus viajes.

¿Cómo fue la vuelta a la vida rutinaria tras el primer viaje? ¿Hubo problemas de adaptación?
No fue muy fácil. Un viaje así te abre mucho los ojos. Al
regresar te enfrentas a un mundo auto-suficiente y etnocéntrico. Por
eso, al regreso, vimos la necesidad de realizar una proyección audiovisual, dar conferencias, y compartir nuestra experiencia y una
visión más humanista del mundo. Además, a nosotros nos permitía seguir
viajando con todos eso buenos momentos.

¿Trabajáis? ¿Cómo os ganáis la vida? Sigue leyendo