Matar suavemente la btt (segunda parte)

Hace algunos meses hablábamos en otro artículo de cómo nuestros legisladores podían acabar poco a poco con la actividad de la mountain bike. En este artículo, y para ser justos, debemos hacer autocrítica y asumir nuestro grado de responsabilidad. Aquí algunas razones por la que los propios bikers podemos estar contribuyendo a matar nuestra actividad.

Dañar la flora
Aunque cada vez hay más estudios que aseguran que la actividad de la btt no perjudica la montaña más que otras actividades, no es menos cierto que una actitud irresponsable por parte del biker puede dañar la vegetación y el terreno que transita. Es nuestra responsabilidad no alterar el entorno natural que recorremos.

Poner en peligro la fauna
No se suele hablar de los animales que nos encontramos en nuestras salidas, pero todos los aficionados se habrán topado con multitud de especies animales, más grandes o más pequeñas. Es importante aminorar nuestra marcha cuando detectamos un animal, bien sea una serpiente o una manada de cabras montesa. Hay que tratar de evitar hacerles daño directamente o indirectamente mientras huyen de nosotros.

Transitar por caminos inexistentes y zonas prohibidas
Para no alterar el entorno natural, debemos transitar por caminos y sendas existentes. Hay que evitar abrir nuevos caminos que dañen el medioambiente. Esto no debe entrar en colisión con la recuperación de caminos ancestrales abandonados, ya que es una forma de recuperar nuestro patrimonio histórico. También hay que ser respetuoso con zonas expresamente prohibidas (aunque no nos guste o lo encontremos injusto) para su conservación o porque son de titularidad privada.

Ensuciar el territorio
Seamos sinceros, en alguna ocasión todos nos hemos encontrado en nuestras rutas materiales o basura que otros bikers han dejado. Bidones, envoltorios de barritas energéticas, tubulares e incluso cubiertas de rueda son algunos ejemplos. Si queremos que nos respeten debemos empezar por respetar la naturaleza.

No respetar a otros usuarios de la montaña
No somos los únicos que utilizamos el monte para hacer ejercicio, disfrutar o respirar aire puro. Es muy probable encontrarse con otras personas (agricultores, ganaderos, caminantes, runners, etc.) durante nuestro recorrido. Reducir nuestra velocidad y facilitar el paso es una muestra de respeto y educación que contribuye a la buena imagen de nuestra actividad.

Como vemos, hay razones para que otras personas piensen que habría que terminar con la btt. Así que seamos educados, respetuosos con otros usuarios y no alteremos la flora y la fauna que tanto nos hacen disfrutar. De esa forma no facilitaremos argumentos a aquellos que piensan que nuestra actividad es dañina.

Un pensamiento en “Matar suavemente la btt (segunda parte)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s