Diseñar rutas de BTT

En esta entrada os vamos a comentar cómo diseñar tus propias rutas de btt. Si estas cansado de depender de ese amigo que se conoce todos los caminos, o te gustaría explorar nuevas rutas por tu cuenta sin tener que hacer las rutas que otros han descubierto y colgado en Wikiloc, entonces no te queda otro remedio que diseñar tus propias rutas. Una vez empieces, probablemente no pararás, porque como todo en la vida, ser autosuficiente te hace más libre y, sobre todo, te permitirá vivir más aventuras porque las cosas no siempre salen como las has diseñado. Comenzaré explicando cómo hacerlo sobre un mapa topográfico, para después comentar brevemente el último paso de generar el track.

Para empezar necesitarás uno o varios mapas (dependiendo del recorrido) del Instituto Nacional Geográfico o del Ejercito de escala 1/50000 o 1/25000. El grado detalle dependerá del tipo de ruta que quieras hacer; si buscas rutas con sendas y trialeras necesitarás 1/25000 y, aún así, supongo que encontrarás bastantes sorpresas. Si lo tuyo es el crosscountry (XC) con el 1/50000 tendrás bastante. Ahora ya no es necesario que compres el mapa en papel, puedes visionar el mapa a través de internet en Mapabase, una aplicación de Esri donde tienes toda España con un detalle de escala 1/50000 (según nuestro punto de vista). Esto tiene la ventaja de que puedes hacer zoom y verlo con mayor facilidad, aunque no consigues mayor detalle por ello.

Una vez tienes el mapa (los que nos seguís, ya sabéis que nosotros preferimos hacer la primera aproximación sobre el papel, te da mayor visión de conjunto y es más manejable) ahora viene lo divertido: comienzas a imaginar por dónde ir. Deberás buscar los caminos que en el mapa vienen representados por pistas de color blanco y aquellos representados por unas finas líneas negras. Las leyendas de los mapas los identifican como “Carretera tipo Z (Tiempo seco. Sin firme)” las primeras, las segundas como “Caminos: carretero; de herradura”. De esa forma te aseguras que transitaras por pistas y caminos evitando el asfalto, aunque esto no siempre es así. También puedes seleccionar los caminos representados por finas líneas negras discontinuas, identificadas en la leyenda como “Senda. Cañada”. Sin embargo, éstas en los mapas de 1/50000 no abundan y no se ven con detalle.

Cuando vayas trazando el recorrido un aspecto muy importante que deberás tener presente es el desnivel. Ten en cuenta las curvas de nivel, cuanto más cercas estén las unas de las otras la pendiente será mayor. Hay muchos caminos que están pensados para hacerse andando y, por tanto, en bicicleta serán prácticamente imposibles de hacer, al menos de subida. De bajada dependerá de tu habilidad y valentía.

Otro aspecto a considerar es por dónde circular. En la medida de lo posible te recomendamos que elijas las zonas verdes del mapa, aquellas que la leyenda marca como “Bosque: abierto; cerrado.” Aunque esto no siempre será posible, los caminos van por donde van. También te recomendamos que te fijes si durante el recorrido pasas por alguna fuente o por algún pueblo. Dependiendo de la distancia, época del año, etc. esto puede ser un factor a tener en consideración.

Por último queda el tema de la distancia, si utilizas un mapa 1/50000 cada centímetro equivale a quinientos metros. Pero eso, con tantas curvas, giros, etc. de poco te sirve. Así que si no vas trazar la ruta en el ordenador para obtener el track, no te queda más remedio que medir la distancia con un curvímetro. Ahora los hay electrónicos que facilitan algo la labor, pero no quita para que tengas que recorrer la ruta con él por encima del mapa. Con la práctica, no te hará falta medir la distancia para saber que la ruta diseñada ronda los 40 o los 50 kilómetros.

Si vas a trazar la ruta en el ordenador para obtener el track, una vez pensada en el mapa, la dibujas en el ordenador. Nosotros utilizamos el Mapsource de Garmin y su cartografía oficial Topo España V4. Lo cierto es que bajo nuestro punto de vista, dicha cartografía no tiene suficiente detalle, le faltan muchos caminos, así que si lo que intentas diseñar son rutas con sendas y trialeras, probablemente ésta no te sirva. Para XC no tendrás problemas. La ventaja de obtener el track es que luego no tienes que ir pendiente del mapa como antaño. Además, podrás ver con exactitud la distancia de la ruta diseñada, su perfil y su desnivel acumulado. Así que antes de salir de casa ya sabes lo que te espera. Aunque afortunadamente no siempre es así, porque como decíamos en una entrada anterior, los mapas no reflejan siempre la realidad, porque se quedan desfasados o porque el ser humano comete errores al crearlos.

Pero eso es lo bueno de diseñar tus propias rutas: nunca sabes con absoluta certeza lo que te vas a encontrar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s