Archivo de la categoría: Escapadas

Una propuesta para el verano: Suiza

Se acerca el momento de ir pensando qué viaje vamos a hacer en las próximas vacaciones veraniegas y empezar a organizarlo. Nosotros todavía andamos estudiando opciones (¿alguna propuesta?) Para los que estéis como nosotros, os sugerimos Suiza. Como os comentábamos en la entrada anterior, fue el primer viaje que hicimos contratando el servicio de traslado de equipaje: sí, tú vas durmiendo cada día en una localidad y una empresa te lleva el equipaje de una población a la otra. Sencillamente maravilloso, especialmente en los viajes con bicicleta de montaña. Aunque como decíamos en la entrada anterior, en los viajes por carretera se pierde algo de encanto.

Contratamos el viaje con la empresa Bike-explorer que ofrece tanto viajes guiados (vas con otros ciclistas y un guía en unas fechas determinadas) como viajes autoguiados (te dan toda la información y vas a tu aire en las fechas que elijas). Nosotros elegimos los autoguiados. En concreto hicimos la ruta que denominan Top of Berner Oberland. Lo bueno de viajar con este tipo de empresas es que todo resulta muy sencillo, ellos se ocupan de todo: diseño de la ruta, reservas de hoteles, traslado de equipaje, etc.

Lo curioso de esta empresa es que el servicio de traslado de equipaje de una localidad a otra lo tiene subcontratado con otra empresa, y esa sí que es una empresa especializada en viajes en bicicleta, además de otras actividades. La empresa en cuestión es SwissTrails. Como veréis en su página web, organiza todo tipo de viajes (carretera, montaña y más), también puedes diseñar tu propio viaje o alquilar bicicletas de todo tipo, incluido eléctricas, ya que en Suiza existe una red de rutas para estas bicicletas donde a lo largo del recorrido hay estaciones para recargar la batería de las bicicletas. Los suizos son así de organizados, igualito que en España. En fin, una empresa que si estáis pensando en viajar por el país alpino debéis tener en cuenta. También os recomiendo que pidáis el catálogo en papel, está todo mejor explicado que en la web (ese fue uno de los motivos por el que elegimos Bike-explorer, con la información de que ahora disponemos, probablemente nos hubiéramos decidido por SwisTrails).

Por último, y si pensáis en Suiza como una opción, también debéis visitar la página web de turismo de Suiza, donde ofrece mucha información para viajar en bicicleta, tanto por carretera como con bicicleta de montaña.

Otro día os contamos algunas cosas de cómo nos fue el viaje.

Escapada por Guadalest y la Sierra de Aitana

Como las aves en invierno, hemos aprovechado los últimos días de fiestas Navideñas para escaparnos hacia el sur en busca de cálidas temperaturas. Han sido tres días y tres etapas por el norte de la provincia de Alicante, con salida y llegada en Pego, y alojamiento en el maravilloso pueblo de Guadalest (por algo tiene la catalogación de Conjunto Histórico Artístico).

Antes de comentaros las etapas, queremos destacar el hotel rural donde nos alojamos: Cases Noves. Uno de esos establecimientos que te alegras de haber escogido. Desde el mimo con el que han restaurado una antigua casa de pueblo, conservando múltiples detalles de época, la cordialidad y la atención de sus dueños (Toni y Sofía), hasta los deliciosos desayunos y cenas con que brindan al viajero. Todo en Cases Noves ha contribuido a que este viaje resultara una gran experiencia.

El primer día partimos de Pego con la vista puesta en la primera dificultad orográfica: el Coll de Rates, un puerto de unos siete kilómetros cuya cima ofrece unas magníficas vistas del Mediterráneo. Tras reponer fuerzas en Tárbena, la carretera desciende hasta Callosa d’en Sarrià para iniciar el ascenso que nos llevará a Guadalest. Se trata de una etapa corta (53 kilómetros), aunque con un desnivel cercano a los 1.300 metros.

El segundo día, animados y aconsejados por Toni, aficionado también a la bicicleta y buen conocedor de la zona, especialmente de rutas en btt, decidimos cambiar el recorrido previsto e iniciamos una etapa que bordeará la Sierra de Aitana. Para ello, comenzamos descendiendo hacia Polop y La Nucía. Durante los kilómetros próximos a esta localidad el tráfico es intenso, sin embargo, una especie de carril bici nos permite circular evitando cualquier peligro. Tras tomar el desvío hacia Finestrat, el perfil de la ruta cambia: empezamos un largo ascenso que nos conducirá, tras 17 largos kilómetros, a lo alto del puerto de Tudons a 1.000 metros de altitud. Hasta la población de Sella, el paisaje es bastante árido, sin embargo, desde esta población, el bosque surge repentinamente haciendo la subida mucho más agradable. En lo alto, nos encontraremos con el acceso cerrado a la base de Aitana. Tras el descenso, sólo nos queda afrontar el puerto de Confrides por su cara oeste. Luego, un agradable descenso de 14 kilómetros hasta Guadalest. Sin duda una etapa exigente: 75 kilómetros y 1.648 metros de desnivel.

Nuestra última etapa parte de Guadalest en dirección al puerto de Confrides. Tras el descenso nos dirigimos a Gorga y, desde aquí, hacia Quatretondeta. Desde Gorga a Facheca el terreno es un auténtico rompepiernas capaz de acabar con la moral y las fuerzas del cicloturista más avezado. Afortunadamente, desde Facheca, el terreno es más favorable. Además, el paisaje mejora notablemente. El resto de la etapa es una delicia hasta llegar a Pego. En total han sido 76 kilómetros y 1.083 metros de desnivel por pequeños pueblos diseminados por campos de olivos y almendros.

Han sido tres días donde hemos recorrido más de 200 kilómetros por un entorno que, afortunadamente, resiste estoicamente a la aridez alicantina y donde hemos descubierto un pueblo, Guadalest, y un establecimiento, Cases Noves, que harán las delicias de cualquier cicloturista. Que lo disfrutéis.

Podéis ver las fotos del viaje en nuestro Flickr

Los tracks de las etapas los encontraréis como siempre en wikiloc.
Pego-Guadalest
Guadalest-Finestrat-Pto. De Tudons-Guadalest
Guadalest- Pego

Escapada por el El Comtat – La Marina Alta – La Safor

Empezamos con mucho frío

Durante este largo fin de semana hemos realizado un pequeño tour con las bicicletas híbridas y las alforjas. El viaje ha transcurrido por las comarcas valencianas del Comtat, la Marina Alta y la Safor. Han sido tres etapas donde la climatología ha tenido un papel destacado debido a su variabilidad: como podéis ver en las fotos que acompañan el texto.

Terminamos con una temperatura primaveral

Empezamos la ruta con tan sólo un grado sobre cero, mientras que dos días después, regresábamos con una temperatura de veintidós grados. Al margen de la climatología, la ruta vale la pena por el paisaje, los numerosos pueblos que recorre, las maravillosas vistas que ofrece y la ciudad de Gandía y su playa (lugar elegido para pernoctar).

La primera etapa transcurrió entre Muro de Alcoy y la Playa de Gandía. Tras abandonar Muro, nos dirigimos hacia el valle de Alcalá y el valle de Ebo por carreteras tranquilas y sinuosas que atravesaban pequeñas poblaciones (Benimarfull, Almudaina, Benialfaquí, Planes, Margarida, Alcalá de la Jovada). Repusimos fuerzas en la Vall d’Ebo, antes de iniciar un pequeño puerto que nos llevaría al Pla del Molló, justo en el límite del término municipal de Pego, y que nos ofreció unas magníficas vistas de la costa y la marjal de Pego-Oliva. Tras un divertido descenso, la ruta nos condujo hasta la Playa de Gandía, con un aspecto muy distinto al que suele ofrecer en la época estival.

La segunda etapa se trataba de una ruta circular que, con salida en la Playa de Gandía, recorrió buena parte de la comarca de la Safor. Tras cruzar la ciudad de Gandía, iniciamos el ascenso hacia la población de Barx. Una vez allí, en lugar de descender directamente hacia la población de Simat, os recomendamos una vía alternativa, descender por la Puigmola en dirección a los Corrales, para luego dirigiros hacia Simat de la Valldigna. De esta forma, disfrutaréis de un hermoso descenso, primero, y luego, camino de Simat, tendréis la ocasión de contemplar todo el valle de la Valldigna cubierto de campos de naranjas. Luego, iremos a buscar la costa para regresar el punto de inicio.

La última etapa tenía el atractivo de recorrer todo el Valle de la Gallinera, hermoso recorrido que se adentra en dicho valle salpicado por numerosos pueblos. De hecho, hay una ruta denominada “La ruta de los 8 pueblos” que se puede recorrer a pie y que permite disfrutar de esta zona, sus pueblos y su gastronomía. La ruta que hicimos incluye un desvío al pueblo de Forna. Este desvío es un recorrido sinuoso y exigente, pero que nos permitirá contemplar su castillo.

En total han sido casi 200 kilómetros de ruta, por un entorno que en ocasiones nos sorprenderá y que otras nos deleitará con la tranquilidad de sus pueblos y sus campos de cultivo. Podéis ver las fotos del viaje en nuestro Flickr

Los tracks de las etapas los encontraréis como siempre en wikiloc.
Muro de Alcoy-Playa de Gandía (por la Vall de Alcalá)
Playa de Gandía-Barx-Playa de Gandía
Playa de Gandía-Muro de Alcoy (por la Vall de Gallinera)