Las primeras sendas y las primeras sorpresas (Diario de la Transalp_2)

  No es que seamos unos bikers que buscan emociones fuertes, pero después de dar pedales por tanto asfalto en una prueba de btt, las primeras sendas las hemos disfrutado mucho. Sobre todo los últimos kilómetros antes de llegar a Brixen.
Nos habían dicho que la Transalp era una prueba muy pistera. Pero después de etapa y media el asfalto ha tenido mucho protagonismo; demasiado. Por eso, las primeras sendas han sido muy bien recibidas. Algunas han sido muy técnicas, por la pendiente, pero en general han resultado muy divertidas.
  Además de las sendas, la etapa nos ha deparado algunas sorpresas, en concreto, dos. La primera ha sido un tramo de push-carry como dicen por aquí. De empujar la bici a pie, vamos. Ha sido en el último tramo del largo puerto de hoy (treinta kilómetros). En el road-book no estaba previsto y aparecía como pista. Sin embargo, ahí nos tenías a todos pateando por encima de piedras y escalones que hacían imposible el pedaleo.
  La segunda sorpresa ha sido un tramo al final de la etapa que tampoco estaba previsto. Es decir, nos han llevado por otro sitio fuera del track y, cómo no, con unos cortos pero agotadores repechos que han terminado de rematar nuestras cansadas piernas. Además de alargar la etapa en unos tres kilómetros.
  Sorpresas que le han proporcionado la guinda a una gran etapa. Menos dura de lo que nos temíamos, pero que el calor a partir del mediodía ha terminado de endurecer.
  Por nuestra parte, lo cierto es que todo funciona a la perfección. Nuestro ritmo es mejor de lo esperado, lo que no evita que vayamos en la cola del pelotón. Pero hacer medias de 15 km/h con paradas incluidas no está nada mal para nuestro nivel. Así que seguimos con los dedos cruzados para que  todo continúe como hasta ahora.
  Mañana toca algo parecido a lo de hoy pero con más intensidad. En lugar de un puerto de 30 kilómetros para salvar 1600 metros, mañana tenemos uno de 20 para ascender 1900 metros. Así que haced cálculos y veréis el porcentaje medio del puerto que nos han preparado. Luego, aún nos quedarán un par de tachuelas más. Con tanta  maldad, la distancia de la etapa no podía ser como la de hoy, así que con 56 kilómetros y 2922 metros de desnivel acumulado nos conformaremos.   Todo el mundo con los que hablamos teme la etapa de mañana. Pero creo que habrá alguna  más dura. Ya se verá.
Nosotros continuaremos con nuestro objetivo de llegar a los cortes de tiempo con suficiente margen y lograr el deseado maillot de finisher.
  Todo se andará.

3 pensamientos en “Las primeras sendas y las primeras sorpresas (Diario de la Transalp_2)

  1. Guillermo

    Vamos, vamos Melchor un diente más un diente más.
    Mucho ánimo y que la fuerza os acompañe, nunca mejor dicho

    Responder
  2. Motibiker

    Ánimo para ese puerto de mañana que promete. Ya lo vi ayer en el perfil y la verdad es que no me imagino nada igual por nuestra zona.
    Saludos!!

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s